El hecho más importante vinculado a este tema fue el Operativo Independencia, autorizado por la presidenta María Estela Martínez de Perón en acuerdo general de ministros mediante el Decreto 261/75 del 5 de febrero, en el que se ordenó al ejército intervenir y «aniquilar el accionar de elementos subversivos que actúan en la provincia de Tucumán» (art. 1), y más adelante en todo el país, cuando ocupaba provisionalmente la presidencia nacional, el presidente de la Cámara del Senado, Ítalo Lúder, por licencia por enfermedad de Isabel Martínez, mediante los Decretos 2770, 2771, y 2772 de octubre de 1975. El 28 de octubre mediante la Directiva del Comandante General del Ejército 404/75 (Lucha contra la subversión), se dispuso la zonificación militar del país en 5 zonas, divididas a su vez en subzonas y áreas, con sus correspondientes responsables militares. Años después hubo fuertes discusiones sobre el significado y alcance del término «aniquilar» en vinculación directa al concepto de terrorismo de Estado, ya que el resultado concreto de la orden fue el aniquilamiento personal de los insurgentes y no de sus estructuras ni su accionar. La intervención militar en Tucumán estuvo motivada en el control alcanzado por el ERP en esa provincia,30​ hecho que llevó a Mario Santucho -líder de la organización- a declarar una «zona liberada», para pedir apoyo y reconocimiento de los países socialistas como «ejército beligerante». Los enfrentamientos y acciones represivas en esa provincia causaron la muerte de militares y de guerrilleros, así como de civiles no combatientes.31​
            La Ley Hipotecaria dedica su artículo 40 a especificar los distintos procedimientos de rectificación, dependiendo de cuál sea el origen de la inexactitud del Registro. Concretamente, dedica su apartado c) a los casos en que la inexactitud tuviere lugar por nulidad o error de algún asiento, en cuyo caso se remite a la regulación correspondiente, y el apartado d) cuando la inexactitud procediere de «la falsedad, nulidad o defecto del título que hubiere motivado el asiento» exige consentimiento del titular o, en su defecto, resolución judicial.
necesito saber por favor a quien quejarse es el caso que vivo en un edificio aqui ene l callaoes un conjunto habitacinal y todas las noches a partir de las 10 d ela noche se estacionan 3 traylers grandasos alo largo de la calle y alo largo del edificio tapandonos toda la vision encerrandonos se estacionna sobre la pista osea la via publica pero ademas a 5 metro del edificio alo largo del mismo dejandonos tapados es un peligro por que ademas lo usan de urinarioi publico y la gente mal se esconcde debajo de ellos cuando ve ala policia o hace sus fechorias ninguno de esos choferes o dueños de esos traylers es vecino ni del edificio ni de la calle y en la siguiente calle igual se estacion 2 traylers uno de los choferes dice que un tipo que vive alli les ha dicho que se estacionen y ademas les cobra por hacerlo estamos desperados asustados puede pasar un dia de estos cualquier desgracia incendio robos muerte ni las ambulancias ni bomberos se pueden estacionar en caso de emergencia ademas al ver los camiones creen que es una zona mala tipo barriada y no quieren venir por miedo a quien quejarse qu hacer por favor igan gracias
            El interesado recurre alegando que según el nuevo art. 173 de la LSC se igualan los procedimiento de convocar juntas de anónimas y limitadas y por tanto, en base a la norma estatutaria antes vista, se puede sustituir la forma legal de convocar por la de la comunicación individual y que en cuanto a que la notificación no se ha hecho a la persona adecuada dice que el administrador cumple con notificar en el domicilio que le conste en la sociedad.

            Ahora bien, tal dispensa no puede ser llevada al extremo de permitir que se cree una nueva finca registral por vía de inmatriculación sin que su ubicación y delimitación geográficas queden definidas con la precisión mínima exigible en virtud del más genérico principio de especialidad registral del cual el citado artículo 53 de la Ley 13/1996 no es más que una concreta manifestación, pues sólo exigiendo tal delimitación geográfica será posible, por una parte y en un primer momento, comprobar que no invada otras fincas o parte de ellas previamente inmatriculadas, y por otra, y en momentos posteriores, que otras pretensiones inmatriculadoras ulteriores o excesos de cabida que se pudieren alegar no invadan la delimitación geográfica del propio camino previamente inmatriculado.


Quizás volvería a recordarlo más tarde. Si hacía ciertas cosas sin cuestionarlas era porque tenía alguna memoria operativa, un fondo de remembranza. Por ejemplo, recordaba haber bebido, consumido drogas de prescripción —hipnóticos, una pastilla azul. Supe dónde me hallaba al despertar —mi oficina; mas resultaba extraño era estar allí pues asumía que despertaría en casa. Quizás era como esos personajes que sueñan que si cierran los ojos el mundo desaparecerá —o lo harán ellos. Quizás nada más me estaba volviendo demasiado viejo —bueno, lo estaba— y mi capacidad de fijar los eventos y sus circunstancias era más vulnerable al alcohol y las píldoras.

            4. Se alega incongruencia de la calificación con otras anteriores y también se rechaza ya que el registrador en su calificación no está vinculado, por aplicación del principio de independencia en su ejercicio, por las llevadas a cabo por otros registradores o por las propias resultantes de la anterior presentación de la misma documentación.

Empresa de reparación de puertas de garaje

×