Y finalmente la revocación del tercer defecto también presta utilidad pues se trata de lo que pudiéramos llamar defectos de acompañamiento que son aquellos que por sí solos no deben provocar una suspensión de la inscripción pero que si van acompañados de otros sustantivos, deben señalarse para que sean debidamente aclarados, aunque si no lo son y se subsanan los defectos que pudiéramos llamar principales no debemos seguir insistiendo en ellos. (JAGV)
A causa del tiempo, el uso o un deficiente mantenimiento, los motores pueden acabar estropeándose. Problemas comunes es la rotura de la cadena o el deterioro de las partes que unen el motor con la caña o esta con el panel de la puerta y el eje. También es habitual que el motor se desconfigure. En el caso de puertas que están en exterior, aunque los motores están protegidos, las placas sufren más y se pueden averiar con más facilidad.

Abridor de puerta de garaje

×